JUAN CORBALÁN / BOCA

“Fue como volver a debutar”

Publicado  25/10/2020    16:28








Mirá la galería de
fotos completa

Volvió luego de una durísima sanción (casi dos años) con la mente puesta en seguir gritando goles. El delantero de Boca tuvo un mano a mano con Orsai y por primera vez habló sobre la polémica final de 2017. “Sentí vergüenza y tristeza absoluta”, reconoció y aceptó la suspensión porque “tenía que pagar por lo que había hecho”. Además, repasó los títulos de Reserva y del Interligas en 2016 y sus primeros pasos en el club “xeneize”.

¿Cómo fueron tus comienzos en Boca?
Mis primeros comienzos fueron muy lindos, como es de costumbre en un club con muchos jugadores y muy familiar. A los 8 años arranqué y jugué siempre en Boca hasta llegar a Primera.

¿Siempre jugaste de "nueve de area"?
Sí, siempre fue mi puesto de chiquito. Siempre me gustó jugar de 9.

¿Qué recordás de tu debut en Primera?
De mi debut en Primera me acuerdo casi todo,es difícil olvidarse de algo tan lindo. Me acuerdo que en ese momento estaban Fabio Quatrocchi y Néstor Torres. Ellos dos nos ayudaron mucho y nos dieron mucha confianza.

Sos uno de los jugadores jóvenes de Boca que apareció apuntalados por la "vieja camada". ¿Qué enseñanzas te dejaron jugadores como Astudillo, Cartasso o Tolosa que hicieron historia en el club?
La “vieja camada”, como todos sabemos, siempre tiró para adelante,enseñando y demostrando que estaban siempre en las buenas y en las malas. Los consejos que nos dejaron es que nunca bajemos los brazos y, desde un principio, nos hicieron saber que éramos parte de la historia de un club tan grande como Boca. Esa fue la motivación más grande.

¿El 2016 fue tu mejor año?
Sí, el 2016 creo que fue un año muy bueno en lo personal pero también en general. Sabíamos a lo que jugábamos y era un equipo muy fuerte. Eso dio sus frutos y salimos campeones en las dos categorías

¿Cuánto hubo de suerte, cuánto de trabajo y cuánto de mística en el título de Reserva de ese año? Porque la remaron de atrás y dieron el gran golpe en la final ante un Cadret que venía en racha...
Yo creo que en el futbol también hay que tener suerte. Pero hubo un muy buen trabajo de parte de todos. Todos tiramos para el mismo lado. La mística sabíamos que la teníamos y que, si nos convencíamos, no se nos podía escapar. No tuvimos un buen comienzo y veníamos golpeados pero en la final apareció la grandiosa mística boquense. Y pudimos gritar campeón.

¿Cuándo se sintieron campeones? ¿Cuando terminaron los penales o cuando ganaron la final de vuelta después de haber perdido la primera?
Veníamos de perder la primer final pero en la semana nos metimos de lleno y nos pusimos en la cabeza que no podíamos perder. No servía nada más que ganar, y así fue. Ganamos la segunda final y, en la tercera, fuimos a los penales. “Chavito” (Lautaro Cháves) nos daba confianza abajo de los tres palos para esas ocasiones. Antes de los penales ya me veía campeón.

El Interligas 2016 fue otro de tus grandes torneos, ¿cómo fue esa adaptación? Porque no venías siendo titular en Primera durante el torneo local y pasaste a ser titular en el Interligas...
La adaptación te la dan los mismos jugadores y el cuerpo técnico con la confianza. En ese momento estaba Rodrigo Díaz, “Colo” Sosa, Maxi Tolosa, “Manco” Astudillo, “Chapa” Cartasso... sabíamos que nos respetaban todos los equipos que nos enfrentaban, por la calidad de jugadores y la garra. Ese año empecé en cuarta y terminé siendo titular en Primera y teniendo un buen Interligas.

En la primera final ante Viamonte, se volvieron con un 0-5 en contra y con mucha bronca por el desempeño del árbitro que incidió en el partido. ¿Cómo se mentalizaron en la semana para dar vuelta ese resultado?
Esa semana fue terrible. Se notó mucho el golpe, veníamos muy golpeados. Pero Boca nunca baja los brazos y no da nada por perdido. Y así fue. En la vuelta entramos a comernos la cancha y a dar vuelta un resultado casi imposible.

En ese partido entraron muy confiados y rápidamente lograron una gran ventaja hasta que llegaron los incidentes en la parcialidad visitante. ¿Cómo se vivió el partido y luego el momento de la suspensión desde adentro?
Lo vivimos con mucha intensidad, con muchos nervios, pero siempre sabiendo que teníamos que hacer lo mejor para revertir un resultado complicado. Hicimos un gran partido, los goles llegaron rápido y, de no haberse suspendido, hubiésemos dado vuelta el resultado en la cancha.

Pasamos al 2017, donde sucedió algo parecido al torneo de Reserva de 2016: Smith lideró todo el año el campeonato y ustedes le ganaron la final del petit y llevaron la definición a una llave ida y vuelta. ¿Cómo viviste esa definición?
Ese torneo Smith fue un equipo muy duro. Sabía lo que quería y tenía refuerzos muy buenos. Pero sabían que enfrentaban a Boca y a Boca lo respetan. Esa definición se vivió con mucha ansiedad y convencimiento.

¿Qué recordás del momento de los incidentes en Smith?
Eso fue algo para el olvido, hoy me arrepiento y se los digo a todos. En ese momento no pensé en nada, estaba nublado y muy nervioso también. Fue algo que no volvería hacer.

¿Qué pensaste cuando viste las imágenes?
Lo primero que pensé en ese momento fue en mi familia... vergüenza y tristeza absoluta. Pero errores tenemos todos. Todos nos equivocamos una vez y así pasó.

¿Te arrepentís de algo?
Sí, me arrepiento, no lo volvería hacer y pagué como tenía que pagarlo: con una suspensión muy dura.

¿Cómo tomaste una suspensión tan larga (50 fechas)?
La sanción fue muy dura pero traté de tormarla bien porque sabía que tenía que pagar por lo que había hecho.

¿Pensaste en dejar el fútbol definitivamente?
No, nunca pensé en dejar el futbol. El futbol es el deporte más lindo de todos. Nunca se me pasó por la cabeza dejarlo por este error.

¿Cómo fue ese proceso hasta la vuelta?
Fue durísimo, muy largo, casi eterno. Ver a mis compañeros los domingos desde afuera era terrible. Ellos sabían que tenían mi apoyo y ayudé al equipo desde donde pude.

¿Qué sentiste al volver a pisar una cancha?
Una alegría grandísima. Era como volver a debutar después de tanto tiempo. Sentía mucha ansiedad y ganas.

Hiciste muchos goles, ¿cuál de todos es el más significativo para vos?
Me tocó hacer bastantes goles, gracias a Dios. El que más recuerdo fue contra Atlético, el primer año que empecé en primera. Un gol de cabeza, de visitante, todavía tengo la foto. Y otro del que también me acuerdo fue en el Interligas contra Viamonte, en cancha de Boca.

¿Estabas entrenando antes de la pandemia? ¿Pudiste hacer algo en este tiempo?
Venía entrenando, tenía muchas ganas y entusiasmo. Pero este tema de la pandemia me frenó. No hice nada, quedé parado.

¿Cómo ves una posible vuelta a los entrenamientos?
La veo cada vez más cerca, con el apoyo de todos los clubes y haciendo las cosas como se deben. Creo que en poquito tiempo estamos de vuelta. Ojala así sea.

¿Qué darías para que vuelva el fútbol?
Daría lo que sea por la vuelta del fútbol.. por volver a esos domingos de cancha que tanto deseamos.