FUTBOL Y PANDEMIA

Deportivo presentó un protocolo para volver a los entrenamientos

Publicado  27/06/2020    21:11







Mirá la galería de
fotos completa

Días atrás, el Club Deportivo Casares presentó ante el Municipio un protocolo para retomar los entrenamientos, bajo estrictas medidas sanitarias. El mismo se aplicaría en un principio a las divisiones mayores de fútbol y basquet y tiene distintas etapas. Con esto la dirigencia “verde”, busca ganarle tiempo a la pandemia y estar preparado para cuando el gobierno le de luz verde al fútbol. Santiago Román, DT de la Primera División, explicó el proyecto con detalles y también dio un panorma sobre la actualidad institucional de su club.

¿Cómo surgió al idea de presentar un protocolo?
Sugió en paralelo entre dos disciplinas del club. Nosotros, impulsados por Rulo Borrasca, y charlandolo con el Profe Goya y Mario Ramos,veníamos planeando algo desde fútbol y a su vez Fede Zanzero y Luis Salazar lo estaban proyectando para Basquet. Lo hablamos con nuestro presidente, Pablo Murillo, quien nos aconsejó hacer algo en conjunto y, avalados por la comision directiva, comenzamos a darle forma.
Basquet armó su modelo, fútbol el suyo y luego buscamos puntos en común entre ambos deportes para armar un protocolo general de salubridad e higiene. Las fases o etapas del entrenamiento, en principio, están ideadas para que sean sin contacto y de manera individual respetando un distanciamiento.
Jona Adrover realizó la parte de la grafica, un trabajo meticuloso e impecable, y su hermano Emanuel hizo las correcciones. Fue un gran trabajo en equipo y tratamos que sea lo más serio y profesional posible.

¿Cuáles son los puntos más importantes del protocolo?
El protocolo esta pensado para clubes amateur, de liga. Sabemos que en Europa han dispuesto la instalación de cabinas sanitarias para desinfección de los futbolistas y otras cosas que también exigirá Afa, pero eso para los clubes de barrio es inaccesible.
El protocolo de higiene y salubridad que proponemos se basa en estos puntos:
* Lavado de manos al ingresar y al retirarse del predio.
* Desinfeccion del calzado antes y despues.
* Llegar al predio con tapa bocas.
* Cada jugador debe traer su botella de agua, la cual no podrá compartir con nadie.
* Entrenamiento individual y sin contacto entre jugadores.
* Distanciamiento de 5 metros entre cada futbolista.
* Desinfección del material de entrenamiento una vez finalizado el trabajo.
* Trabajar en fútbol con 4 grupos de 5 personas mas un profe utilizando distintos lugares del predio con acceso por las diferentes entradas.
* En basquet, grupos de 2 personas mas un profe en la primera fase y de 4 mas profe en la segunda fase.

El proyecto consta además de distintas fases. La Primera es el entrenamiento individual sin contacto (25 dias de trabajo). La segunda es el entrenamiento individual combinado con ejercicios en conjunto, sin contacto directo como por ejemplo circuitos de pases o trabajos de definicion, respetando una distancia de 10 metros entre si (20 dias de trabajo). La tercera fase seguiría con los entrenamientos de las fases 1 y 2, sumando una práctica informal de fútbol una vez a la semana.
En lo que respecta a medidas de salubridad e higiene, métodos de entrenamiento y tiempos de trabajo de las fases propuestas, se pueden modificar y, si hace falta, trabajar en conjunto con especialistas y con el resto de los clubes a fin de alcanzar el protocolo más seguro posible, siempre buscando medidas accesibles para todos los clubes.

¿Qué objetivos persigue el club con la presentación de este protocolo?
Primero y ante todo, buscamos estar preparados y organizados para cuando permitan retomar los entrenamientos. Segundo, queremos  hacer nuestro aporte a esta problemática, proponiendo un método de trabajo adaptado a las necesidades de clubes amateur, los cuales cumplen una función muy importante no solo en lo deportivo sino también en lo social. El tercer objetivo es sentar un precedente, mostrar que los clubes amateur también existimos, que tenemos ideas y proyectos propios. No estamos pidiendo que vuelva la competencia, estamos pidiendo que se nos permitan entrenar, respetando un protocolo de higiene y salubridad sencillo, pensado para instituciones amateurs, de bajos recursos y sin fines de lucro.
La idea en principio es aplicarla en las categorías mayores, lo que sería el primer equipo de ambas disciplinas. Los chicos deben comenzar en paralelo a las clases, pero si el reinicio de la escuela también se retrasa demasiado, pediremos por los chicos también que son a quienes más debemos cuidar. Para los deportistas es importante retomar la actividad, el jugador amateur muchas veces no tiene los medios para entrenar solo y sufre mucho el parate.

¿El mismo fue presentado ante las autoridades?
Sí y queremos agradecer al municipio por escucharnos y respondernos. Sabemos que no depende de ellos darnos el aval, que escapa a su poder de desición, pero queremos estar preparadas para ponernos a trabajar en cuanto podamos. Por ahora, no queda otra que esperar.

¿Cómo está afectando la pandemia a nivel institucional y económico?
Al igual que al resto de las instituciones, la pandemia dejó desolados a los clubes. Al detenerse la actividad deportiva, en lo que respecta a la parte infantil que se solventa con la cuota que pagan los papás, la gran mayoría dejó de abonarla. Sabemos que la situación economica para muchos es complicada y por ende los profes tampoco pueden recibir su ingreso mensual. A su vez, en lo que respecta al club como institucion, tuvo que cancelar actividades que tenía programadas y el dinero que habia juntado en eventos anteriores a la pandemia lo usó para pagar los servicios y el mantenimiento de las instalaciones. Son momentos difíciles donde es complicado conseguir ingresos debido a que no se pueden realizar eventos y es duro pedirle a la gente una ayuda económica. También nos esta ayudando mucho la cuota social del club, hay un nuevo cobrador y ese ingreso también es importante y nos ayuda a subsistir. Agradecemos a la gente que sigue pagando la cuota mensual asi también como a los papás que siguen dando una mano con la cuota de la escuelita.
Cuando se decretó la cuarentena pensamos la forma de seguir con el merendero, ya que habíamos juntado gran cantidad de alimentos en el Merende Rock, y dsipusimos que la mejor forma era repartir casa por casa, dando una mano a las familias más necesitadas, llevándoles alimentos cada 15 días.
Hoy, además, contamos con muchas donaciones de distinas personas, instituciones, grupos a quienes estamos muy agradecidos ya que su aporte y el trabajo en conjunto con el Club Leo y con la Mesa de Ayuda Social nos permiten seguir ayudando a los chicos.