Andrés De Saa / Deportivo

“Necesitaba un aire nuevo”

Publicado  16/04/2020    20:17







Mirá la galería de
fotos completa

Tras su pase de Boca a Deportivo tras siete años en el “xeneize”, Andrés De Saa habló con Orsai y reveló los motivo de su traspaso. Dijo que 2019, fue un año de “mucho desgaste” y que necesitaba un cambio, aunque afirmá que espera retirarse en Boca. Sostuvo que el objetivo para su nuevo club es “darle un campeonato al Depor” y que encontró una institución con mucha identidad.

¿Cómo estás llevando la cuarentena?
Se hace dificil. No jugar al fútbol es como un dolor. Toda la vida jugando, todos los días y uno se desespera. Es la razón de vivir para un futbolista. Así que se complica. Por mi trabajo tengo que ir y venir al campo todos los días, siempre cuidandome porque tengo una familia detras, así que hay que tomar todas las precauciones posibles.

¿Seguís lesionado?
Tuve una lesión fea en cancha de Veteranos y un médico me dijo tenía los ligamentos de la rodilla rotos y que me tenía que operar. Después, consulté a otro médico y me hizo un nuevo estudio y me dijo que había sufrido una distensión del ligamento y un esguince de rodilla severo pero que el ligamento no estaba comprometido, y fortaleciendo los músculos no iba a ser necesario operarme.  

¿Cómo estabas físicamente antes del aislamiento y cómo llevas ahora la parte física?
Físicamente, ya había arrancado la pretemporada y estaban poniéndome a la par de los compañeros de Deportivo. Nunca tuve problemas con la parte física porque cuando estamos inactivos juego fútbol 5, los papi y siempre estoy en movimiento.

Sorprendió tu llegada a Deportivo después de tanto tiempo en Boca...
Siempre me gustaron los desafíos y jugar en buenos equipos. Tuve otros ofrecimientos pero no quiero viajar. No me costó tomar la decisión porque ya jugué un año en el “verde”. Y el desafío es que hace mucho tiempo que no sale campeón y se merece serlo por el trabajo que viene haciendo y los chicos que tiene.

¿Con qué club te encontraste en el “Verde”?
Es una familia al igual que Boca. De chiquitos, los nenes se sienten identificados con el club, quieren mucho a su gente. Me sorprendió que hay muy buen clima, todos están dispuestos  a escuchar y les gusta aprender. Tiran todos para el mismo lado.

¿Cuál es el objetivo para este nuevo desafío?
Como todos los años, el objetivo es darle un campeonato al Depor. Siempre me gustó ganar y este año tenemos un equipo largo, que es lo que se necesita en estos campeonatos. Todos tienen que esta al nivel de jugar en primera y al técnico se le tiene que hacer difícil poner los once titulares. Personalmente, apuesto a brindar mi granito de arena en lo que es la experiencia y el temperamento que uno tiene para jugar.

Pasaste mucho tiempo en Boca, ¿te costó tomar la decisión de dejar el club?
Pasé mis mejores años en Boca. Tengo muchísimos amigos, son 7 años, fui el capitán desde el 2013 y me tocó ganar y perder. Y la decisión la tomé porque ya había mucho desgaste. El año pasado fue muy duro, no pudimos lograr salir campeón en el torneo que llevaba el nombre de Enzo (Urbizu) y a eso se le sumó la desgracia de Miguel Uriarte que fue un dolor muy grande. Veníamos muy bien pero eso nos desgastó muchísmo. Hicimos todo lo posible y desgradaciadamente no se dio pero terminamos tranquilos porque dejamos todo. Igualmente, mi idea es retirarme en Boca así que calculo que voy a volver.

¿Hubo algún motivo particular que te empujó a tomar la decisión?
Si bien me vuelvo por jugar al fútbol, necesitaba un aire nuevo. Tenía ofrecimientos para ir a jugar a otro lado pero me gusta la comodidad de jugar en Casares. Tengo la mejor relación con la gente de Boca, soy un tipo al que le gustan las cosas claras y hablé claramente con Raúl, que es uno de los mejores dirigentes con los que trabajé.

¿Qué momentos y personas te llevas del club Boca?
El año 2010 cuando ganamos el campeonato en cancha de Cadret, fue de los mejores equipos en los que me ha tocado jugar. El Interligas 2016 fue un campeonato muy bueno, lástima el final, pero fuimos justo ganadores. Y respecto a la gente, conocí muy buenas personas y es lo que más se valora en el fútbol. Chapita (Cartasso), “Chile” Gaute, Raúl Urbizu y más gente de primerísima calidad.

Hicieron un buen campeonato el año pasado, pero no alcanzó. ¿Qué balance haces del torneo?
Es positivo a pesar de que no se consiguió el objetivo. Se jugó prácticamente con pibes de Carlos Casares y traíamos un solo refuerzo que fue Gustavo Villalba. Y destaco el compromiso de los chicos y de Gustavo (Fusco). Lamentablemente, no se nos dio y no tuvimos suerte en la lotería de los penales en el último partido. Nos ganó un digno rival que tiene todas las armas para salir campeón.

¿Qué les faltó para alcanzar el objetivo?
Se nos complicó juntarnos a entrenar a veces porque todos trabajamos y en la segunda final en cancha nuestra nos faltó personalidad. Ganamos el partido más difícil en la cancha de Agro del Nacional B y en la Villa se nos complicó mucho. Tendríamos que haber cerrado el campeonato ahí pero también es lo lindo del fútbol, que te da sorpresas y nos ganaron bien. En el tercer partido, los dos equipos jugaron bien y nos faltó suerte en los penales.

Era un torneo especial para Boca. ¿Qué sensaciones quedaron una vez terminado el torneo?
El torneo era muy especial para Boca y el objetivo era ganarlo. Fueran todas finales desde el primer partido hasta el último. La sensación es muy dura, de mucha tristeza. Personalmente, no me gusta perder a nada, es la forma en que lo siento y me imagino que todos los chicos deben compartir ese sentimiento. Queríamos ganar el campeonato con el nombre de Enzo pero no se dio.

En todo ese tiempo en el "xeneize", ganaste mucho y siempre fuiste uno de los titulares fijos. ¿Qué sentís al parar y mirar tu carrera hacia atrás?
Me tocó ganar mucho y perder y gracias a Dios siempre tuve la confianza de todos los técnicos. Estoy muy contento con mi carrera, empecé a jugar a los 13, 14 años en el campo con mi hermano con una pelota de trapo. Después llegué a Huracán y a los 15 ya debuté en primera. Estoy muy orgulloso de lo que hice, de lo que me tocó ganar y de las derrotas siempre se aprende.

¿Qué mensaje le dejas a la gente en este parate sin fútbol?
Que se cuiden así volvemos a estar juntos y podemos disfrutar del fútbol que tanto nos gusta.