Diego Funes / DT de Agro

“Una liga con un gran sentido de pertenencia”

Publicado  22/03/2020    14:21







Mirá la galería de
fotos completa

En diálogo con Orsai, el entrenador de Agropecuario analizó el gran año de su club y el presente de la Liga Casarense. Repasó el título obtenido, dijo que el verdadero objetivo “es hacer debutar a un jugador en Primera” y reafirmó: si “el que gana como el que pierde respeta al otro, la Liga puede mejorar mucho porque tiene un gran sentido de pertenencia”.

¿Qué balance hacen del 2019?
Positivo, muy bueno. Creo que más allá de los resultados, que no es lo más importante aunque cuando uno juega quieras ganar siempre. Pudimos jugar bien y llevar a cabo una idea y ganarnos el respeto de todos los rivales. Costó pero logramos hacerlo y terminamos siendo protagonistas en casi todos los partidos.

Metieron chicos en el plantel de primera, eso también es bueno…
Sí, claro. Terminamos con algunos chicos en el Nacional B que era el principal objetivo lo cual es muy bueno.

¿Cómo arranca este año?
Preparándonos, armando el grupo de vuelta para tratar de hacer lo mismo que el año pasado.

¿Cuesta el reacomodo del grupo?
Hay varios chicos que vienen trabajando de años anteriores como de las categorías 2002 que suben a reserva. Estamos bien.

¿Y en primera?
Se nos fueron jugadores importantes y ya lo sentimos en el Interligas. Pero tratamos de reemplazarlos, siempre vienen jugadores a prueba, pero la base es casi la misma.

Entonces no hay muchos refuerzos...
No pudimos reforzarnos mucho porque, de los chicos que han venido, si no son mejores que los 2002 prefiero que suban ellos a jugar en primera. Esa es la idea. Estamos bien pero no pudimos cubrir del todo los puestos que quedaron vacantes.

Se jugó una sola serie de la Copa de Campeones y ya no se va a retomar. Teniendo en cuenta esto, ¿cómo ves a Agro en lo futbolístico respecto a la Liga de Pehuajó?
Es difícil comparar. En el Interligas, por ejemplo, no fue justo haber terminado con tan pocos puntos. Considero que superamos a los rivales en gran parte de los partidos y no pudimos plasmar en puntos lo que hicimos dentro del campo, incluso lo hablamos con gente de los otros equipos.

¿Cuál fue el partido más duro?
Con Argentina fueron los dos más parejos. Con Atlético y Compañía pudimos ser superiores y no pudimos llevarnos el resultado; por ahí los jugadores tienen un poco más de jerarquía y no te perdonan, tienen una y la mandan a guardar.

¿Y volviendo a Pehuajó?
Allá pasa algo parecido pero la Liga de Casares por ahí es más dura, física y competitiva desde ese aspecto. Las demás ligas gastan más plata y traen delanteros de mucha jerarquía lo que aumenta la eficacia en el arco rival.

¿El factor económico es una gran diferencia entre las ligas?
Sí. Está claro que gastan más plata en Pehuajó que en Casares; esto no quiere decir que venga un equipo de allá o vaya uno de acá y no puedan salir campeones. Es más, una vez Atlético lo hizo.

¿Cómo ves a la Liga local?
La Liga de Casares no tiene nada que envidiarle. Cada una tiene su idiosincrasia lo cual está muy bien.

Hace tiempo que estás trabajando en Casares, ¿cómo fue el crecimiento del fútbol acá?
Es una Liga que tiene un sentido de pertenencia muy fuerte. Estaba la duda sobre si se desarmaba o no y si sigue es porque hay gente que realmente la quiere. El torneo es bueno pero tal vez los protagonistas tendríamos que cuidarlo más, los clubes y también la Liga porque han pasado cosas raras que no le hacen bien. Las peleas después de los partidos o los insultos a los árbitros que dirigen constantemente bajo presión son cosas que no podemos repetir.

¿Qué propondrías para mejorarla?
No soy quién para decir cómo se tiene que solucionar pero creo que todos deberíamos aportar para que esas cosas no pasen. El partido empieza y termina, uno gana y otro pierde; el que gana como el que pierde tendría que respetar al otro.

Eso sería un avance…
Creo que, desde esas pequeñas cosas, la Liga puede mejorar mucho porque tiene un gran sentido de pertenencia, y son muy pasionales y fuertes. Es una lástima que se empañen partidos por querer sacar una ventaja o querer ganarlo de guapo. Insisto, creo que si todos los que hacemos la Liga logramos cambiarlo por ahí es un punto de partida para que siga creciendo.

¿Se está lejos de llegar a eso?
El año pasado en Pehuajó, un Deportivo-Estudiantes terminó mal pero las sanciones fueron fuertes. Entonces el que hizo algo mal, si realmente le gusta jugar al fútbol, la próxima la va a pensar.

¿Acá crees pasaron cosas que consideres fueras de lugar?
He visto cosas raras pero no voy a dar nombres ni equipos porque quiero sumar y no tener problemas con nadie. Por ejemplo, vi que alguien de un banco de suplentes entró y le pegó a un jugador mío en reserva y a esa persona le dieron tres fechas.

¿Qué título disfrutas más en tu carrera?
No es que no le haya dado valor al de acá pero disfruté mucho más el de Cadete por ser hincha. Y este fue muy importante, me encantó salir campeón obvio porque querés ganar siempre.

¿Qué recodas del logro en Agropecuario?
Terminó el partido en la cancha de Atlético y me fui directo a trabajar porque acá el objetivo es otro; por ahí disfrutaría más cuando podamos hacer debutar a un jugador en primera.

¿O sea que no hay punto comparación?
Para los chicos y para mí fue muy importante pero personalmente disfruté mucho más el otro porque soy hincha y venía trabajando durante seis años un proyecto que era mío y en esto para que te conozcan  y valoren tu trabajo tenes que ganar.

Dejaste varios títulos, ¿un mensaje para la gente del fútbol?
Estoy muy agradecido por el respeto que tuvo en todas las canchas como profe. No hemos tenido problemas con nadie y siempre intentamos ser respetuosos. Dentro de un campo de juego, podés pedir una falta y el rival se enoja o viceversa pero siempre tratamos de hacerlo desde la buena voluntad, sin sacar ventaja.
Por último agradecerle a la gente de Agropecuario que me da la oportunidad de trabajar y a la Liga para que podamos hacer un buen torneo y no haya ningún problema extra futbolístico.