Nahiara García / Boca

“Tengo ganas de fútbol”

Publicado  27/05/2020    20:23







Mirá la galería de
fotos completa

La arquera de Boca Carlos Casares dialogó con Orsai y contó cómo está viviendo el aislamiento social, y cómo se vienen manejando con los entrenamientos desde sus casas. Ademas, analizó el gran 2019 de las “Bokitas”, quienes se consagraron campeonas del torneo tras vencer a Agropecuario. También hizo referencia a su prueba en Sarmiento de Junin y dijo que planea seguir en el “Xeneize”.

¿Cómo venís llevando la cuarentena y como vienen manejando el tema de los entrenamientos?
La cuarentena es difícil; el colegio demanda mucho tiempo y a su vez tengo ganas de fútbol. Con los entrenamientos venimos bien, nos pasaron algunas rutinas desde el club y mi profesor de la escuela de arqueros también me mandó ejercicios.

Antes de la pandemia, ¿cómo habían arrancado la pretemporada?
Arrancamos muy bien, súper entusiasmadas con que empiece el torneo y tratando de corregir algunos errores. También se sumaron chicas nuevas, fue una buena pretemporada.

El 2019 fue un gran año para Boca, lograron consagrarse campeonas ante un rival muy fuerte como lo es Agropecuario, ¿cómo trabajaron las semanas previas a la final y cómo lo vivieron?
Sí, la verdad que fue un gran año. Las semanas previas a la final tratábamos de concentrarnos en los entrenamientos y corregir pequeños errores, después de cada práctica nos quedábamos charlando sobre los aspectos futbolísticos de cada equipo. La final, que era el día que más esperábamos, la vivimos con muchos nervios pero con ganas de darlo todo y demostrar todo lo que veníamos trabajando.

Fuiste una de las figuras claves, no solo en la final sino también a lo largo del campeonato. ¿Cómo te preparaste los días previos al gran partido? ¿Qué te decían Raúl (Urbizu) y tus compañeras?
Raúl me ayudó mucho a confiar en mí y demostrar lo que sé; también me contaba sobre sus épocas de arquero y eso me sirvió un montón. Las chicas siempre me felicitaban por lo que fui creciendo y mejorando durante el año, eso fue algo que me motivó aún más. Tanto el apoyo de Raúl como el de las chicas siempre lo tuve.
Los días previos al partido estaba súper nerviosa, pero con muchísimas ganas de que llegue el día, para demostrar todo lo que había aprendido y siempre tratando de dar más.

¿Que significa Raúl para el plantel?
Raúl se volvió un pilar muy importante para nosotras, nos ganamos mucho su confianza y llegamos a donde llegamos gracias a él. Siempre estuvo a nuestro lado, aconsejándonos y ayudándonos a crecer; si algo no salía lo intentábamos hasta que salga. Es quien más confía en cada una de nosotras, y a su vez es una persona muy divertida.

¿Cómo fueron tus inicios en el fútbol? ¿Pensas seguir en Boca?
Yo empecé a jugar al fútbol en 2014, en Boca; primero jugué con un equipo masculino y luego se armó el femenino. Estuve dos años sin jugar porque me dediqué al hockey, hasta que me enteré que abrían futbol femenino en Deportivo, club del cual soy hincha, y ni dudé en arrancar. Comencé jugando de volante, hasta que un día se me dio por probar el arco y me gustó mucho la posición. Después de dos años y medio en el “verde” decidí volver a Boca, me adapté súper rápido al equipo y por el momento la idea es seguir en el club.

¿Qué aspectos destacás del equipo como grupo?
Es un grupo hermoso y muy unido, siempre tratamos de ayudarnos en todo y estar para lo que se necesite. En lo personal, cuando arranqué en el club, la adaptación fue muy rápida y hoy en día me siento muy cómoda en el equipo.

El fútbol femenino casarense ha crecido mucho, inclusive algunos clubes ya tienen sus propios semilleros ¿te sorprende la cantidad de chicas que se suman a este deporte?
Es muy lindo ver como cada vez más chicas se animan y se van sumando para disfrutar de este hermoso deporte. La idea de los semilleros me parece fantástica, porque realmente hay mucho futuro en ellos.

¿Cómo fue la prueba en Sarmiento de Junín? ¿Qué destacas de esa experiencia?
Si bien yo ya había presenciado un entrenamiento en el que fui invitada junto a Manuela Aquilano, la prueba fue una experiencia súper linda; hay chicas que juegan muy bien y tienen mucho futuro. El resultado fue muy satisfactorio también, ya que quedé en la liga local, pero por complicaciones con la distancia y los entrenamientos no se me dio. La verdad que disfruté mucho de esa oportunidad y una de las cosas más lindas fue reencontrarme con jugadoras que alguna vez me tocó enfrentar; verlas me puso muy contenta.

¿Cuáles son tus metas para el próximo torneo?
Mi objetivo es seguir aprendiendo y mejorando, para dar lo mejor de mí en cada partido, y obviamente conseguir el campeonato nuevamente.

Por último, ¿un sueño que tengas en cuanto a lo futbolístico?
Sueño con crecer mucho y jugar en algún club de primera división.